Contador de visitas:

Listados alfabéticos:

jueves, 24 de octubre de 2013

Isaac Asimov (1920 - 1992)

ISAAC ASIMOV:

(Petrovichi, Smoliensk, 1920 - Nueva York, 1992) Escritor estadounidense de origen ruso que destacó especialmente en el género de la ciencia-ficción y la divulgación cientítica. 

Nacido en el seno de una familia judía, fue el primogénito del matrimonio formado por Judah Asimov y Anna Rachel Berman. Algunos biógrafos fijan erróneamente su nacimiento el día 4 de octubre de 1919, sin reparar en el hecho de que su madre modificó esta fecha con el propósito de que el pequeño Isaac pudiese ingresar en la enseñanza pública un año antes del que le correspondía por su edad.

A comienzos de 1923, la familia Asimov abandonó la recién creada Unión Soviética para trasladarse a los Estados Unidos de América. Instalados, en un principio, en el barrio neoyorquino de Brooklyn (habitado en su mayor parte por ciudadanos hebreos), los Asimov salieron adelante en su nuevo país merced a la tienda de dulces regentada por el cabeza de familia, negocio que poco a poco fue prosperando y mudando de ubicación. 

En dicho establecimiento se ponían a la venta una serie de publicaciones de ciencia ficción que el jovencísimo Isaac comenzó a devorar con verdadera curiosidad tan pronto como hubo aprendido a leer, sin sospechar que, con el paso de los años, algunas de esas revistas habrían de salir a la calle llevando en sus portadas su propio nombre.

Esta precocidad intelectual animó a sus progenitores a facilitarle una temprana formación escolar, por lo que su madre falsificó su fecha de nacimiento para hacer posible su ingreso, en 1925, en una escuela pública de Nueva York. Cursó luego su formación secundaria en la East New York Junior High School, donde se graduó en 1930; pasó luego a la Boys High School, en la que permaneció hasta 1935, año en el que, una vez completados con brillantez sus estudios de bachillerato, se halló preparado para emprender su formación superior con tan sólo quince años de edad.

Matriculado en la universidad neoyorquina de Columbia en 1935, al cabo de cuatro años Isaac Asimov ya había conseguido el título de Licenciado en Químicas; posteriormente, nuevos estudios superiores le permitieron licenciarse en Ciencias y Artes y doctorarse en Filosofía. En contra del deseo de sus padres, que esperaban que se dedicara al ejercicio de la Medicina, Asimov decidió que su futuro profesional pasaba necesariamente por el cultivo de la literatura. 

Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para la Marina estadounidense en unos laboratorios de Filadelfia. En 1942, contrajo matrimonio con Gertrudis Blugerman, con la que tendría dos hijos. Acabada la contienda, Asimov abandonó su puesto en la Navy y siguió estudios de Bioquímica en la Universidad de Columbia, en la que se doctoró 1948. Al año siguiente ingresó en el claustro de la Medical School de la Universidad de Boston, para ejercer la docencia en calidad de profesor ayudante de Bioquímica, materia que continuó explicando en dichas aulas durante casi un decenio (1949-1958). 

En 1970, Isaac Asimov se separó de su esposa Gertrude para casarse, tres años después, con Janet Opal Jeppson, con la que no tuvo descendencia. A comienzos de la década de los noventa, a raíz de una intervención quirúrgica motivada por una grave afección prostática, Isaac Asimov se vio obligado a reducir su intensa actividad creativa e investigadora. La muerte le sobrevino en la ciudad de Nueva York a comienzos de la primavera de 1992, como consecuencia de un fallo cardíaco y una insuficiencia renal.

La obra de Isaac Asimov

Escritor prolífico (más de quinientos títulos publicados) y gran divulgador, la obra futurista de Asimov ha gozado de gran popularidad por el sabio equilibro que consigue entre el estilo, la imaginación literaria y el mundo tecnológico y científico. En 1939 empezó a publicar cuentos de ciencia ficción en las revistas especializadas, imponiéndose en pocos años como el principal representante de la rama "tecnológica" de este género, en la que la visión del mundo futuro y de nuevas formas de organización social se basa siempre en premisas de carácter científico (aunque más o menos futuristas) y los avances tecnológicos correspondientes. 
Fotograma del film "Yo, Robot" dirigida por Alex Proyas y protagonizada por Will Smith

En sus relatos de robots, recogidos en Yo, Robot (1950) y El segundo libro de robots (1964), Asimov fijó las tres leyes de la robótica, que ponen al robot al servicio total del hombre y, aunque algunas veces parecen violarlas, se acaba descubriendo que esto sucede en aras de un interés superior de la Humanidad. Pero mientras los robots evolucionan hacia un modelo androide de inteligencia y lucidez moral superiores a las de los hombres, éstos, movidos por sus impulsos egoístas, incuban una profunda hostilidad hacia ellos.  

Entre 1942 y 1949 Asimov publica en Astounding Science Fiction los relatos que después constituirán su Trilogía de las Fundaciones, compuesta de Fundación (1951), Fundación e Imperio (1952) y La segunda Fundación (1953). Este desigual pero poderoso corpus de historias se centra en la decadencia de un enorme Imperio galáctico de origen terrestre y sobre el intento del psicólogo Hari Seldon para limitar a sólo mil años el período de barbarie que ya ha comenzado, objetivo que se propone gracias a las dos fundaciones de científicos y psicólogos que él ha creado para este fin y a la "psicohistoria", nueva ciencia para predecir los comportamientos futuros de las masas.

En 1983 publicó una continuación de la Trilogía, Los límites de la Fundación, novela bastante prolija, llena de intrigas por el poder e interrogantes que resolver. Entre sus varias novelas de los años cincuenta, a menudo sólo parcialmente logradas, destacan Abismos de acero (1953) y El sol desnudo (1957), en donde Asimov asocia con éxito la ciencia ficción con la investigación policíaca, creando el personaje del detective Elijah Baley, auxiliado en su trabajo por un robot. 

En esta última novela es especialmente afortunada la descripción de la sociedad terrestre que vive bajo bóvedas de acero subterráneas y en condiciones prácticamente de miseria, en comparación con los planetas supercivilizados de los cuales depende. De 1972 es Los propios dioses, con sus memorables habitantes de un "universo paralelo", de consistencia fluida y que conviven formando tríadas. 

Las novelas de Asimov, generalmente más satisfactorias que sus numerosísimos cuentos, tienen un estilo a menudo sin relieve, basado casi exclusivamente en los diálogos, y dedicado poco más que a servir de vehículo a las tesis del autor. Pero en este tejido de ideas está también su fuerza, y el buen ritmo de su redacción consigue casi siempre implicar al lector en un crescendo excitante, proponiendo, con una argumentación infatigable, infinitas preguntas sobre el hombre y sobre el intrincado camino con el que intenta programar su propio futuro. 

Con sus decenas de libros de divulgación científica, Asimov afirmó siempre su fe optimista en un progreso basado en un uso racional de la ciencia y la tecnología. En el terreno de la divulgación, también abordó otros campos del saber, como la historia, las matemáticas, la psicología y la sociología, y llegó a hablar de una nueva disciplina humanística, la psicolohistoria, que, según su propuesta, sería una suma de las aportaciones de las cuatro ramas del conocimiento humano recién mencionadas. Llevado de su afán didáctico, escribió también algunas obras destinadas al público infantil y juvenil, en las que combinaba la ficción con una serie de rudimentos científicos e históricos.  

Los libros de este autor que tengo en mi biblioteca son:

100 Preguntas Básicas Sobre La Ciencia
A las ideas les cuesta morir
A Lo Marciano
Acerca de la ciencia y la biblia
Acerca de nada
Alpha Centauri, la estrella más próxima
Amanecer
Aniversario
Anochecer
Antología
Artículos muy interesantes
Asesinato en la convención
Asnos estúpidos
Auténtico amor
Azazel
Bovedas de acero
Breve historia de la química
Bóvedas de acero
Cal
Caza mayor
Ciencia ficción Bruguera
Civilizaciones Extraterrestres
Cleon el emperador
Como descubrimos el petróleo
Como Descubrimos Los Números
Como ocurrió
Como se divertían
Compre Júpiter
Con La Tierra Nos Basta
Constantinopla
Cosas de niños
Cuentos completos
Cuentos paralelos
Cuevas de acero
De izquierda a derecha
De los números y su historia
Decirlo de un vistazo
Early
El bardo inmortal
El cercano oriente
El club de los enigmas
El código genético
El cometa halley
El dedo del mono
El electrón es zurdo y otros ensayos científicos
El fin de la eternidad
El futuro de la humanidad
El Gran Sol de Mercurio
El hombre bicentenario
El Imperio Romano
El incidente del tricentenario
El indestructible
El lugar acuático
El mantenimiento del fuego
El mejor amigo de un muchacho
El monstruo subatómico
El muro de luxon
El nacimiento de los Estados Unidos
El Planeta que no estaba
El primer descubrimiento del hombre
El robot AL-76 se ha extraviado
El Robot Completo
El Robot Humano
El secreto del universo
El Sol brilla luminoso
El sol desnudo
En la arena estelar
En puerto marte y sin Hilda
Encajar perfectamente
Enciclopedia galáctica
Envejecimiento
Espacio vital
Esquirol
Estoy en Puertomarte sin Hilda
Exilio en el infierno
Factor clave
Fotosíntesis
Fronteras
Frustración
Fundación
Grandes ideas de la ciencia
Guia De La Biblia Nuevo Testamento
Hasta donde alcanza el ojo
Hay Alguien Ahí
Hijo del Tiempo
Historia de los EEUU desde la guerra civil a la primera guerra mundial
Historia de los egipcios
Historia de los Estados Unidos desde 1816 hasta la guerra civil
Historia Universal _ La Formacion De Inglaterra
Imagen en un espejo
Intercambio justo
Introducción a la ciencia
La bola de billar
La Busqueda de los Elementos
La campana armoniosa
La clave
La criba
La edad de oro de la ciencia ficción
La edad del futuro
La estrella de Belen y otros ensayos cientificos
La formación de América del norte
La formación de Francia
La ira de la tierra
La Medición Del Universo
La máxima perfeccián
La noche moribunda
La receta del tiranosaurio
La relatividad del error
La república romana
La revolución de un solo hombre
La sensación de poder
La tierra de Canaan
La tierra en movimiento
La tragedia de la Luna
La última pregunta
La última respuesta
Las amenazas de nuestro mundo
Las bases del éxito en la ciencia ficción
Las corrientes del espacio
Las palabras y los mitos
Las vidas y tiempos de multivac
Le importa a una abeja
Lenny
Lluvia, lluvia, vete lejos
Lo antiguo y lo definitivo
Lo Mejor de Isaac Asimov
Lo mejor de la ciencia ficción del siglo XIX
Localizados
Los banquetes de los viudos negros
Los buitres bondadosos
Los egipcios
Los gases nobles
Los griegos
Los lagartos terribles
Los ojos hacen algo más que ver
Los propios dioses
Los robots del amanecer
Los robots y el imperio
Los santos
Los sufrimientos del autor
Los Vientos del Cambio
Luces en el cielo
Lucky Star
Luz estelar
Madre Tierra
Memorias
Mi nombre se escribe con s
Momentos estelares de la ciencia
Multiplicación
Nada _ Minotauro 5 Ma_Ju 1965
Navidad den ganímedes
Necrológica
Nemesis
Norby
Nuestra percepción del universo
Nueva guía de la ciencia
Nueve futuros
Orbita de alucinación
Padre fundador
Playboy y el dios mucoso
Polvo mortal
Por miedo a que recordemos
Que importa el nombre
Razón
Relatos
Relatos de los viudos negros
Ritos legales
Robots e Imperio
Satisfacción garantizada
Se está acercando
Selección
Sobre la CF
Soplo mortal
Soñar es asunto privado
Sueños de robot
Toda una galaxia
Todos los males del mundo
Treta tridimensional
Tromba de agua
Un agujero en el cielo
Un día
Un extraño en el paraíso
Un guijarro en el cielo
Una estatua para papá
Universo
Utopía
Vale la pena leerme
Versos luminosos
Viaje alucinante
Vida y tiempo
Visiones de robot
X representa lo desconocido
Yo, Robot


Para cualquier consulta podéis hacerla en mi correo electrónico: jortanav2@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario