Contador de visitas:

Listados alfabéticos:

martes, 3 de septiembre de 2013

Agatha Christie (1890 - 1976)

Agatha Christie:
(Torquay, Reino Unido, 1891-Wallingford, id., 1976) fue una autora inglesa del género policíaco, sin duda una de las más prolíficas y leídas del siglo XX. Hija de un próspero rentista de Nueva York que murió cuando ella tenía once años de edad, recibió educación privada hasta la adolescencia y después estudió canto en París. Se dio a conocer en 1920 con El misterioso caso de Styles. En este primer relato, escrito mientras trabajaba como enfermera durante la Primera Guerra Mundial, aparece el famoso investigador Hércules Poirot, al que pronto combinó en otras obras con Miss Marple, una perspicaz señora de edad avanzada. 

En 1914 se había casado con Archibald Christie, de quien se divorció en 1928. Sumida en una larga depresión, protagonizó una desaparición enigmática: una noche de diciembre de 1937 su coche apareció abandonado cerca de la carretera, sin rastros de la escritora. Once días más tarde se registró en un hotel con el nombre de una amante de su marido. Fue encontrada por su familia y se recuperó tras un tratamiento psiquiátrico. Dos años después se casó con el arqueólogo Max Mallowan, a quien acompañó en todos sus viajes a Irak y Siria. Llegó a pasar largas temporadas en estos países; esas estancias inspiraron varios de sus centenares de novelas posteriores, como Asesinato en la Mesopotamia (1930), Muerte en el Nilo (1936) y Cita con la muerte (1938).

La estructura de la trama de sus narraciones, basada en la tradición del enigma por descubrir, es siempre similar, y su desarrollo está en función de la observación psicológica. Algunas de sus novelas fueron adaptadas al teatro por la propia autora, y diversas de ellas han sido llevadas al cine. Entre sus títulos más populares se encuentran Asesinato en el Orient-Express (1934), Muerte en el Nilo (1937) y Diez negritos (1939). Telón (1974), la muerte del personaje Hércules Poirot concluye una carrera ficticia de casi sesenta años.  



Quizá su mejor obra es una de las primeras, El asesinato de Roger Ackroyd (1926), en la que la autora se sirvió del relato en primera persona para ocultar y al mismo tiempo revelar la identidad del asesino. En El asesinato de Roger Ackroyd, el médico rural Sheppard no sólo representa el papel de ayudante del detective belga Hércules Poirot, sino que anota también los acontecimientos originados por un asesinato por envenenamiento ocurrido con anterioridad, un suicidio y el crimen mencionado en el título. Proyecta publicar cierto día su informe como uno de los pocos casos "no resueltos" por el famoso Poirot, y mantiene tan refinadamente encubiertos los datos relativos a su propio papel, que al final permite que el propio Poirot vea sus anotaciones. 

Lo que según sus propias manifestaciones seducía a Agatha Christie de esta constelación era la necesidad de formular determinados pasajes del informe de una manera tan ambigua, que al final, cuando Poirot reúne las piezas sueltas del rompecabezas, el consternado lector tiene que confesar que erróneamente no incluyó al farsante Sheppard en sus consideraciones. Esta refinada construcción ha convertido El asesinato de Roger Ackroyd en una de aquellas raras novelas policíacas cuya segunda lectura produce en el aficionado a este género más placer intelectual que la primera.  

Agatha Christie ha tenido admiradores y detractores entre escritores y críticos. Se le acusa de conservadurismo y de exaltación patriótica de la superioridad británica. Pero se reconoce también su habilidad para la recreación de ambientes rurales y urbanos de la primera mitad del siglo XX de la isla inglesa, su oído para el diálogo, la verosimilitud de las motivaciones psicológicas de sus asesinos, e incluso su radical escepticismo respecto de la naturaleza humana: cualquiera puede ser un asesino, hasta la más apacible dama de un cuidado jardín de rosas de Kent. 


Además de investigadores ocasionales, como un voluminoso y burocrático detective, imitación del míster Pond de G. K Chesterton, o una pareja de jóvenes espías ingleses adiestrados en la Primera Guerra Mundial, inventó dos de los detectives más famosos del género: Hércules Poirot, belga residente en Londres, ayudado por un inepto coronel Hastings que homenajea al Watson de Arthur Conan Doyle, y Miss Marple, una solterona chismosa que extrae de lo observado en su pueblo natal, St. Mary Mead, el saber necesario para descubrir, mediante sorprendentes analogías, la autoría de crímenes misteriosos en las casas de campo o en los hoteles y balnearios que suele visitar. 

Agatha Christie fue también autora teatral de éxito, con obras como La ratonera o Testigo de cargo. La primera, estrenada en 1952, se representó en Londres ininterrumpidamente durante más de veinticinco años; la segunda fue llevada al cine en 1957 en una magnífica versión dirigida por Billy Wilder. Utilizó un seudónimo, Mary Westmaccot, cuando escribió algunas novelas de corte sentimental, sin demasiado éxito. En 1971 fue nombrada Dama del Imperio Británico.

Para más información:

Los libros de esta autora que tengo en mi biblioteca son:


Accidente
Asesinato en Bardsley Mews
Asesinato en el campo de golf
Asesinato en el Orient Express
Asesinato En La Calle Hickory
Asesinato en Mesopotamia
Café solo
Cartas sobre la mesa
Cianuro espumoso
Cinco cerditos
Cita con la muerte
Como crece tu jardín
Después del funeral
Diez negritos
Doble culpabilidad
Doble pista
Donde esta el testamento
Eduardo Robinson
El acantilado
El asesinato de Roger Ackroyd
El canto del cisne
El caso de la dama acongojada
El caso de la esposa de mediana edad
El caso de la mujer rica
El caso de los anónimos
El caso del baile de la Victoria
El caso del empleado de la city
El caso del esposo descontento
El club de los martes
El cofre español
El cuarto hombre
El enigmático señor Quinn
El espejo del muerto
El hombre del traje de color castaño
El inferior
El misterio de Cornwall
El misterio de la guía de ferrocarriles
El misterio de las siete esferas
El misterio de Listerdale
El misterio de Market Basing
El misterio de Sans-Soucis
El misterio de Sittaford
El misterio del cofre español
El misterio del jarrón azul
El misterio del tren azul
El Misterioso Caso De Styles
El oráculo de Delfos
El pudding de Navidad
El rey de bastos
El robo de los planos del submarino
El secreto de Chimneys
El señor Eastwood
El soldado descontento
El tercer piso
El testigo mudo
El Truco de los Espejos
En el hotel Bertram's
Hacia cero
Inocencia trágica
Intriga en Bagdad
Jane busca trabajo
La actriz
La aventura de la cocinera
La aventura del señor Eastwood
La bola dorada
La caja de bombones
La casa de Shiraz
La casa del ídolo de astarte
La casa torcida
La esmeralda del rajá 
La herencia de los Lemesurie
La locura de Greenshaw
La lámpara
La masculinidad de Eduardo Robinson
La mina perdida
La muchacha del tren
La mueca de la modista
La muerte de Lord Edgware
La perla de precio
La puerta de Bagdad
La puerta del destino
La rosa de sangre
La señora Mc Ginty ha muerto
La señal en el cielo
La señal roja
La telaraña
La venganza de Nofret
La última sesión
Las aventuras de Johnnie Waverly
Las manzanas
Lingotes De Oro
Los cuatro grandes
Los elefantes pueden recordar
Los planos del submarino
Los relojes
Los trabajos de Hércules
Manchas De Sangre En El Suelo
Matar es fácil
Matrimonio de Sabuesos
Miss Marple y 13 problemas
Misterio en el Caribe
Muerte en la Vicaria
Muerte en las nubes
Navidades trágicas
Némesis
Nido de avispas
Pasajero para Francfort
Peligro inminente
Pleamares de la vida
Poirot en Egipto
Poirot infringe la ley
Poirot Investiga
Primeros Casos de Poirot
Problema en el mar
Problema en Pollensa
S.O.S
Sangre en la piscina
Se anuncia un asesinato
Señal roja
Telón
Testigo de cargo
Tiene usted todo lo que desea
Tragedia en tres actos
Trayectoria de Boomerang
Tres ratones ciegos
Triangulo en Rodas
Un cadáver en la biblioteca
Un cantar por seis peniques
Un crimen dormido
Un domingo fructífero
Un triste ciprés
Una hija es una hija
Una visita inesperada
Villa Ruiseñor





Para cualquier consulta podéis hacerla en mi correo electrónico: jortanav2@gmail.com








 

No hay comentarios:

Publicar un comentario