Contador de visitas:

Listados alfabéticos:

miércoles, 30 de abril de 2014

Ray Bradbury (1920 - 2012)

Ray Bradbury:

(Ray Douglas Bradbury; Waukenaun, Illinois, 1920 - Los Ángeles, California, 2012) Novelista y cuentista estadounidense conocido principalmente por sus libros de ciencia ficción. Alcanzó la fama con la recopilación de sus mejores relatos en el volumen Crónicas marcianas (1950), que obtuvieron un gran éxito y le abrieron las puertas de prestigiosas revistas. Se trata de narraciones que podrían calificarse de poéticas más que de científicas, en las que lleva a cabo una crítica de la sociedad y la cultura actual, amenazadas por un futuro tecnocratizado. En 1953 publicó su primera novela, Fahrenheit 451, que obtuvo también un éxito importante y fue llevada al cine por François Truffaut. En ella puso de manifiesto el poder de los medios de comunicación y el excesivo conformismo que domina la sociedad. 

Ray Bradbury se graduó en la escuela secundaria en 1938, y se ganó la vida como vendedor de periódicos hasta 1942. Comenzó a escribir desde niño, pero publicó su primera historia en 1938, en una revista de aficionados. Adquirió la certeza de lo que sería su estilo cuando compuso The Lake. En 1943 dejó el trabajo de vendedor de periódicos y se dedicó a escribir a tiempo completo, publicando en diversos medios numerosos relatos breves, hasta que en 1950, con la aparición de Crónicas marcianas, comenzó su ascendente fama literaria. En sus páginas, que relatan los intentos de los terrestres por colonizar el planeta Marte, se reflejan las angustias y ansiedades que existían en la sociedad norteamericana de la década de los cincuenta, ante el peligro de una guerra nuclear. 
Fotograma del film Fahrenheit 451, de François Truffaut (1966)

Considerados un clásico de la ciencia ficción, este conjunto de relatos interdependientes recoge no sólo las vicisitudes de la colonización del planeta Marte sino también la caída de su civilización, abarcando un período comprendido entre 1999 y 2026. Los marcianos poseen notables poderes telepáticos, lo que causa graves contratiempos a las tres primeras expediciones. La cuarta aporta al planeta la varicela, que contagia a los indígenas y acaba con su resistencia. 

A continuación, se desarrolla la obra colonizadora, que aporta al planeta los aspectos más negativos de la cultura occidental. Sólo un mexicano, que conserva las esencias de su cultura indígena, consigue establecer una auténtica comunicación con un marciano que, a su vez, es depositario de las tradiciones desplazadas por la hegemonía de los colonizadores. Éstos han degradado a tal punto la civilización autóctona que en uno de los relatos un marciano utiliza sus poderes telepáticos para divertir a los nuevos amos adoptando las personalidades que le solicitan. También los negros estadounidenses establecen asentamientos para huir de la discriminación. Finalmente, el planeta casi se despuebla porque una amenaza bélica en la Tierra induce a los colonos a regresar. Los pocos que permanecen en Marte se convierten en los "nuevos" marcianos.

En 1951 publicó uno de sus libros mayores, El hombre ilustrado, compuesto por varios relatos de naturaleza fantástica, y dos años más tarde otro de los más representativos, Fahrenheit 451 (título que alude a la temperatura en que los libros empiezan a arder). Fahrenheit 451 narra la historia de una ciudad del futuro dominada por los medios audiovisuales, en la que se acosa el individualismo, están prohibidos los libros, y los bomberos, brazos ejecutores de un Estado totalitario, son los encargados de quemarlos. Al margen de la sociedad, un grupo de hombres recluidos en los bosques decide memorizar textos enteros de filosofía y literatura para preservar la cultura. 

Esta fábula moralizante ha sido considerada como una gran obra antiutópica y acaso premonitoria, y fue llevada al cine por François Truffaut. En el relato de Bradbury se exponen de forma minuciosa las razones de la prohibición de los libros en boca del jefe de bomberos, Guy Montag. Frente a sus argumentos se expone el punto de vista de un profesor que aconseja a Montag y que pone de relieve las características positivas de la lectura. De este modo se desarrolla una reflexión que se enriquece con referencias a los clásicos. 

Fotograma de la película Crónicas Marcianas de la MGM (1980)
Bradbury advierte de los peligros y las amenazas que incumben a una sociedad enteramente automatizada, olvidada de los valores tradicionales de la cultura, y próxima al exterminio atómico. Consigue climas sardónicamente alucinantes en cuentos como There will come soft rains (1950), donde una casa robotizada prosigue realizando los movimientos programados, en un mundo carente ya de vida, hasta su postrer quema liberadora, o en The Veldt (1950), donde otra casa automatizada, casi dotada de vida propia, masacra, con la complicidad de los niños, a los padres de éstos. 

Pero Bradbury no sólo cultivó la ciencia ficción y la literatura de corte fantástico, sino que escribió también libros realistas e incluso incursionó en el relato policial. Su prosa se caracteriza por la universalidad, como si no le importara tanto perfeccionar un género como escribir acerca de la condición humana y su temática, a través de un estilo poético. 

Precisamente por este rasgo algunos críticos no lo consideran un escritor de ciencia ficción como tal y les resulta difícil catalogarlo en uno u otro campo de la literatura. Como ejemplo de ello suelen citarse relatos breves, muy sutiles y tiernos, como Casa dividida y El robo del siglo, o la poética novela El vino del estío. Además del problema de una guerra atómica, de la censura en un mundo por venir y del peligro implícito en las técnicas y la ciencia, trató temas más cotidianos como el racismo, el miedo a la muerte, el amor y la infancia.

Escribió también guiones de cine, como el de la película Moby Dick, de John Huston, así como guiones para series televisivas como Alfred Hitchcock presenta y La dimensión desconocida. En 1963 se publicaron sus obras teatrales, reunidas bajo el título The Anthem Sprinters. Sus relatos cortos han sido incluidos en más de 700 antologías. Aparte de los mencionados, son también muy conocidos títulos como El árbol de las brujas o Cementerio para lunáticos.

Los libros de este autor que tengo en mi biblioteca son:

A Ciegas
Ahmed y las Máquinas del Olvido
Ahora y siempre
Al abismo de Chicago
Al final del noveno año
Bombero
Calidoscopio
Crónicas Marcianas
Cuento de Navidad
Cuentos varios
De la ceniza volverás
Decorado en la noche
El basurero
El cohete
El Contribuyente
El dragón
El espejo
El flautista
El gran incendio
El gran juego blanco y negro
El hombre del primer piso
El hombre ilustrado
El marciano
El ordenador encantado y el papa androide
El pais de octubre
El parque de los juegos
El peatón
El pequeño asesino
El prado
El pueblo donde nadie baja
El que esquivaba las balas
El ruido de un trueno
El tío einar
El verano del cohete
El viento
El vino del estío
El árbol de las brujas
En el expreso, al norte
En la noche
En una estación de buen tiempo
Encuentro nocturno
Escucha al último marciano y otros poemas
Fahrenheit 451
Fantasmas de lo nuevo
Fábulas fantásticas 
Fénix brillante
Había una vez una vieja
Hola y adios
Hombres de la Tierra
Icaro Montgolfier Wright
Idilio de el gordo y la flaca
Imagen en un espejo
In memoriam
La alcantarilla
La caja de sorpresas
La ciudad
La dorada comenta y el plateado viento
La expedición
La feria de las tinieblas
La fruta en el fondo del taz¢n
La guadaña
La jarra
La llamada
La mañana verde
La mezcladora de cemento
La muerte de Dudley Stone
La Multitud 
La máquina voladora
La sirena
La sábana
La tercera expedición
Las Doradas Manzanas Del Sol
Las maquinarias de la alegría
Los hombres de la tierra
Los observadores
Matemos todos a Constance
Memoria de crímenes
Noche de verano
Nuevo final para la semilla del diablo
Nunca más la veo
Peatón
Remedio para melancólicos
Selección de crónicas marcianas
Selección de relatos cortos
Sueño de fiebre
Tocados por el fuego
Tres-X Infinito
Un cetro final
Varios relatos cortos
Vela por los vivos
Y la roca gritó
Ylla
Zen en el arte de escribir


Para cualquier consulta podéis hacerla en mi correo electrónico: jortanav2@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario