Contador de visitas:

Listados alfabéticos:

miércoles, 9 de marzo de 2016

Pedro Calderón de la Barca (1600 - 1681)

Pedro Calderón de la Barca y Henao:

Tercer hijo del matrimonio entre Don Diego Calderón de la Barca y Doña Ana María de Henao y Riaño, el autor Pedro Calderón de la Barca nace en Madrid un 17 de enero del año 1600, durante el reinado de Felipe III, de la dinastía de los Austrias. Nace en el seno de una familia acomodada; no obstante, su padre, Don Diego, era el Secretario de Contaduría del monarca (similar a Ministro de Hacienda actual), cargo que hará que la familia de Calderón de la Barca se traslade a Valladolid en 1602, cuando el rey decide establecer la corte en esta ciudad castellana.

Es uno de los más insignes y universales poetas y dramaturgos españoles. Fue educado en un colegio jesuita de Madrid y estudió en las universidades de Alcalá y Salamanca. En 1620 abandonó los estudios religiosos y tres años más tarde se dio a conocer como dramaturgo con su primera comedia, Amor, honor y poder. Como todo joven instruido de su época, viajó por Italia y Flandes y, desde 1625, proveyó a la corte de un extenso repertorio dramático entre el que figuran sus mejores obras. Tras granjearse un sólido prestigio en el Palacio Real, en 1635 escribió El mayor encanto, el amor, para la inauguración del teatro del palacio del Buen Retiro.

Nombrado caballero de la Orden de Santiago por el rey, se distinguió como soldado en el sitio de Fuenterrabía (1638) y en la guerra de Cataluña (1640). Ordenado sacerdote en 1651, poco tiempo después fue nombrado capellán de Reyes Nuevos de Toledo. Por entonces ya era el dramaturgo de más éxito de la corte. En 1663, el rey lo designó capellán de honor, por lo que se trasladó definitivamente a Madrid. 

Según el recuento que él mismo hizo el año de su muerte, su producción consta de ciento diez comedias y ochenta autos sacramentales, loas, entremeses y otras obras menores. Como todo coetáneo suyo, Calderón no podía por menos que partir de las pautas dramáticas establecidas por Lope de Vega. Pero su obra, ya plenamente barroca, tal vez alcance mayor grado de perfección técnica y formal que la de Lope. De estilo más sobrio, Calderón pone en juego menor número de personajes y los centra en torno al protagonista, de manera que la obra tiene un centro de gravedad claro, un eje en torno al cual giran todos los elementos secundarios, lo que refuerza la intensidad dramática. 

A. Valbuena ha señalado que en su estilo cabe distinguir dos registros. El primero consiste en reordenar y condensar lo que en Lope aparece de manera difusa y caótica y en estilizar las notas de su realismo costumbrista. Así, reelabora temas originales de Lope en varias de sus obras maestras.
En ellas aparece una rica galería de personajes representativos de su tiempo y de su condición social, todos los cuales tienen en común un tema del siglo: el honor, el patrimonio del alma enfrentado a la justicia de los hombres, caso de El alcalde de Zalamea, o las pasiones amorosas que ciegan el alma, cuestión que aborda en El mayor monstruo, los celos o en El médico de su honra
Sello de 5 céntimos de este autor (1951)

Pero no es ése, desde luego, el principal motivo de su obra. En su segundo registro, el dramaturgo inventa, más allá del repertorio caballeresco, una forma poético-simbólica desconocida antes de él y que configura un teatro esencialmente lírico, cuyos personajes se elevan hacia lo simbólico y lo espiritual. Calderón destaca sobre todo como creador de esos personajes barrocos, íntimamente desequilibrados por una pasión trágica, que aparecen en El mágico prodigioso o La devoción de la cruz. Su personaje más universal es el desgarrado Segismundo de La vida es sueño, considerada como la cumbre del teatro calderoniano. 

Esta obra, paradigma del género de comedias filosóficas, recoge y dramatiza las cuestiones más trascendentales de su época: el poder de la voluntad frente al destino, el escepticismo ante las apariencias sensibles, la precariedad de la existencia, considerada como un simple sueño y, en fin, la consoladora idea de que, incluso en sueños, se puede todavía hacer el bien. 

Con él adquirieron así mismo especial relevancia la escenografía -lo que él llamaba «maneras de apariencia»- y la música. La carpintería teatral se convirtió en un elemento clave en la composición de sus obras y el concepto de escena se vio revalorizado de una manera general, en la línea del teatro barroco. En cuanto a su lenguaje, se puede considerar que es la culminación teatral del culteranismo. Su riqueza expresiva y sus complejas metáforas provienen de un cierto conceptismo intelectual, acorde con el temperamento meditabundo propio de sus personajes de ficción.

Los libros de este autor que tengo en mi biblioteca son:

A Dios por razón de estado
A María, el corazón
A secreto agravio, secreta venganza
Amado y aborrecido
Amar después de la muerte
Amor, honor y poder
Andrómeda y Perseo
Carta a don Alonso Pérez de Guzmán
Carta sobre representaciones en la fiesta de Don Juan del Buen Retiro
Casa con dos puertas, mala es de guardar
Celos aún del aire matan
Comedia famosa del purgatorio S. Patricio
Con quien vengo, vengo
Céfalo y Pocris
Darlo todo y no dar nada
Don Pegote
Eco y Narciso
El alcalde de Zalamea
El año santo de Roma
El castillo de Lindabridis
El convidado
El cordero de Isa¡as
El desafío de Juan Rana
El diablo mudo (primera versión)
El diablo mudo (segunda versión)
El divino Jasón
El divino Orfeso (versión de 1634)
El divino Orfeso (versión de 1663)
El dragoncillo
El día mayor de los días
El escondido y la tapada
El faetonte
El galán fantasma
El gran duque de gandía
El gran teatro del mundo
El indulto general
El mayor encanto, amor
El mayor monstruo del mundo
El monstruo de los jardines
El mágico prodigioso
El médico de su honra
El nuevo hospicio de pobres
El nuevo palacio del retiro
El pintor de su deshonra
El primer blasón del Austria
El príncipe constante
El purgatorio de San Patricio
El pésame de la viuda
El reloj y genios de la venta
El sacristán mujer
El segundo blasón del Austria
El sitio de Bredá
El toreador
Guardadme las espaldas
Guárdate del agua mansa
Jácara de Carrasco
Jácara del Mellado
La aurora en Copacabana
La casa de los linajes
La casa holgona
La dama duende
La devoción de la cruz
La fiera, el rayo y la piedra
La franchota
La garapiña
La gran comedia fortunas de Andromeda y Perseo (MANUSCRITO)
La hija del aire I y II
La inmunidad del Sagrado
La nave del mercader
La pedidora
La piel de Gedeón
La plazuela de Santa Cruz
La primera flor del Carmelo
La rabia
La segunda esposa
La vida es sueño
La viña del Señor
Las armas de la hermosura
Las cadenas del demonio
Las carnestolendas
Las fortunas de Andrómeda y Perseo
Las jácaras
Las manos blancas no ofenden
Las tres justicias en una
Las visiones de la muerte
Loa a El divino orfeo
Loa a El gran teatro del mundo
Loa en metfora de la piadosa Hermandad del Refugio
Los cabellos de Absalón
Los guisados
Los instrumentos
Los sitios de recreación del Rey
Luis Pérez, el gallego
Mañanas de abril y mayo
Memorial dado a los profesores de pintura
Memorias de apariencias
Nadie fíe su secreto
No hay burlas con el amor
No hay instante sin milagro
No siempre lo peor es cierto
Primero y segundo Isaac
Selección de poemas
Sueños hay que verdad son
Testamento y codicilo testamentario
Triunfar muriendo


Cabe decir que muchas de sus obras se han llevado al cine y sobre todo al teatro.

Entre ellas destacan algunas como "El Alcalde de Zalamea" representada en multitud de sitios, pero la que creo que es la más curiosa es la que se representa desde 1994, de jueves a domingo, cada tercera semana del mes de agosto y al aire libre en la localidad de Zalamea de la Serena (Badajoz).

Interpretada por 500 vecinos y vecinas de esta localidad, dirigidos por Miguel Nieto e Isabel Castro, en un espacio de 100 m de largo por 58 m de profundidad, en el que se ubican siete espacios escénicos rodeados por unas gradas para 2.000 espectadores y un espacio para 500 sillas. En 2007 tuvo lugar su 14ª edición. En 2008 fue calificada «Fiesta de Interés Turístico Regional» por la Junta de Extremadura, además de ser premiada con la Medalla de Extremadura en el año 2011.

Instantanea de esta representación.
También son muchas las adaptaciones cinematográficas de sus obras, entre ellas tenemos las siguientes:

LA DAMA DUENDE (1945) de Luis Saslavsky:

Producción argentina que adaptaba a Calderón con Delia Garcés como estrella protagonista.

Los encargados de escribir el guión fueron el matrimonio de escritores Rafael Alberti y María Teresa León.

EL CASADO CASA QUIERE (1948) de Gilberto Martínez Solares.

Maria Elena Marqués, Fernando Soto, Roberto Soto, Pedro Elviro y Emma Roldán son algunos de los protagonistas de esta adaptación mexicana de la conocida obra de Calderón de la Barca.

EL ALCALDE DE ZALAMEA (1954) de José Gutiérrez Maesso.

Correcta versión del drama de Calderón con Manuel Luna, José Marco Davó, Isabel de Pomés, Fernando Rey y Alfredo Mayo.

EL PRÍNCIPE ENCADENADO (1960) de Luis Lucia.

Javier Escrivá protagoniza esta historia medieval que toma como referencia el texto de “La Vida Es Sueño”.

Con Antonio Vilar, Luis Prendes, María Mahor, Katia Loritz, Pedro Osinaga y Jacinto Molina.

Cartel del film "El principe encadenado" (1960)
Además de varias producciones cinematográficas en el extranjero, como por ejemplo:
 
MEMOIRE DES APPARENCES (1986) de Raoul Ruiz.

El director y guionista chileno Raoul Ruiz en una adaptación francesa de “La Vida Es Sueño”.

Excelentes resultados en un título protagonizado por Roch Leibovici, Laurence Cortadellas y Sylvain Thirolle.


Para cualquier consulta, jortanav2@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario